Merlina, mujer divina

Lunes a viernes a las 11:00 p.m. EST - COL

Merlina, mujer divina

Lunes a viernes a las 11:00 p.m. EST - COL

Merlina González, diseñadora y líder de un grupo de artesanos de joyas de plata, ve absurda la predicción que su prima Loreta, experta en astrología, le hace como regalo el día de su cumpleaños: “Los astros anuncian la próxima llegada del amor”. Lo ve absurdo porque en sus planes inmediatos no está enamorarse. Su principal sueño es sacar a su familia de la pobreza, hacer que los artesanos a través de sus diseños en plata, consigan ser los primeros en el mercado sin necesidad de intermediarios. Por lo anterior, Merlina se opone a que los artesanos, a los cuales pertenece su familia, acepten firmar el contrato que Carbó Joyeros les propone.

Merlina considera que el interés de Carbó Joyeros en los artesanos, es únicamente por competencia. Regina Carbó, asidua creyente de la astrología, ha sido sentenciada por su astrólogo de cabecera, Tirso Lapiel, sobre el inminente peligro que corre su familia, con la próxima alineación de los planetas. En el poder, dos mujeres serán su salvación, y otras dos mujeres sus verdugos. Esto sólo podrá evitarse, si el planeta Marte que está representado en su nieto Santiago, se une en el amor a una mujer regida por el planeta Venus. Santiago regresa al país por petición de su abuela Regina, para integrarse al negocio de la familia. Su meta es ocupar la presidencia de Carbó Joyeros, y para ello debe lograr que los artesanos que se han convertido en su gran competencia, sean absorbidos por la empresa.

Él, que es un joven ejecutivo a quien jamás le ha interesado el amor, tiene otra condición impuesta por su abuela para heredar la presidencia: casarse y formar un hogar que le garantice la estabilidad emocional que tanto se necesita para manejar un negocio como Carbó Joyeros. La abuela Regina sabe lo renuente que es Santiago en todo lo relacionado con el amor, y siendo consciente de que quien se case con su nieto debe ser una mujer de su nivel social, Regina desde hace un tiempo ha contratado como diseñadora de joyas de la empresa a Angélica Herrera, una mujer inteligente, bella y de mundo, que seguramente le agradará a Santiago. Lo que la abuela ignora es que aparecerá en la vida de Santiago otra mujer que le robará el corazón: Merlina.

Nadie apostaría que entre Merlina y Santiago pueda existir una apasionada historia de amor, porque aún antes de conocerse ya están enfrentados. Los dos se cruzan a la salida del bar “La Fortuna”, donde Merlina trabaja como mesera; cuando un niño ladrón roba la cartera de Angélica, Santiago inicia una persecución en la que terminará atrapando a Merlina, señalándola como cómplice del ladrón y llevándola a una estación de policía. Tras aclarar el equívoco ambos desean no volver a encontrarse nunca. A partir de entonces la rivalidad, desconfianza y una extraña atracción mutua, nace entre los dos. Esa misma noche en la estación de policía, Merlina quedará reseñada por Ávila, un detective que la verá como posible integrante de la banda de ladrones que Robin lidera.

Robin, es un apuesto y manipulador ladrón que aún antes de salir de prisión se convertirá en la sombra de Merlina, y en el dolor de cabeza de Santiago. Santiago cita a una reunión para conocer a los artesanos con los que Carbó Joyeros consiguió firmar los contratos, gracias a las buenas gestiones de Damián, el abogado de la empresa y amante de Frida de Carbó, la madre de Santiago. En silencio, Frida buscará la manera de evitar que Santiago llegue a la presidencia a la que ella aspira, no importa que para lograrlo tenga que destrozar a su propio hijo. Santiago descubre que la joven líder de los artesanos, la piedra en el zapato para sus gestiones en la empresa, es la misma mujer que él cree ladrona y en la que no ha dejado de pensar: Merlina. Al terminar la reunión, Santiago y Merlina se dan cita para aclarar los malos entendidos que ha habido entre los dos, cita en la que ambos plantean sus posiciones tanto en el trabajo como en la vida y que termina con un impulsivo beso que sella lo que ya antes el destino había señalado. Se enciende el amor.

Cuando Frida descubre que su hijo está interesado en la diseñadora líder de los artesanos, ve en Merlina a alguien a quien puede usar a su favor para derrotar a Santiago en la lucha por el poder. Se acerca a la familia de Merlina y se convierte en la principal celestina para lograr que Santiago y Merlina estén juntos. Ella sabe que la abuela Regina no soportará ver a Santiago en brazos de una pobretona como Merlina. Mientras tanto, Merlina conoce a Robin, del que tanto le han hablado sus amigos de la calle, cuando éste sale de la cárcel, sin que ella sospeche que es un ladrón, porque le hicieron creer que él estaba de viaje. El encuentro ocasiona en Robin un interés por Merlina, que no es sólo físico, sino… porque ve en ella, quien ahora trabaja como asistente de diseño en Carbó Joyeros, una mina de oro para llegar a realizar el gran golpe con el que todo ladrón sueña.

La cercanía de Robin y Merlina genera todo tipo de enfrentamientos con Santiago, que culminan cuando Santiago acepta que Robin ingrese a trabajar al taller de Carbó Joyeros como auxiliar de los artesanos. Con el apoyo de Frida y tras haber logrado evadir los asedios de Angélica, Santiago toma la decisión de proponerle matrimonio a Merlina ... sólo falta decírselo a la abuela. Frida organiza una cena para que Santiago anuncie su compromiso con Merlina. Cena a la que asiste también la familia de Merlina. Cuando la abuela se entera de que la prometida de su nieto no es Angélica como ella imaginaba, sino su asistente, una hija de artesanos, pobre y desconocida como Merlina, entra en shock. Para rematar, Angélica que se ha unido a Frida, consigue demostrar que Merlina ha estado vinculada con ladrones y que existe una reseña contra ella en una estación de policía, argumenta que tuvo que aceptar a Merlina como su asistente por imposición de Santiago. La abuela humilla a Merlina y a su familia.

Santiago totalmente enamorado de Merlina, cree que, así como en un inicio él se equivocó al creer que Merlina era ladrona, su abuela y los demás también la están juzgando injustamente y decide ir tras Merlina, aunque esto represente que su abuela Regina lo destierre de los negocios y de la familia. Santiago inicia una nueva vida con Merlina, encuentra en su familia el hogar cálido que nunca tuvo. Es aquí cuando Angélica con la ayuda de Frida da otro paso en sus planes para separar a nuestros protagonistas, y saca a flote todo un historial de odios y tragedias ocurridas en el pasado entre la familia de Merlina y la de Santiago. Como quien dice, la familia de Merlina desde mucho antes de su nacimiento fueron los principales enemigos de la abuela de Santiago. Pero aquí no termina todo, pues Angélica -como buena víbora había ido preparando su ataque mortal contra Merlina-, aliada con Robin quien no se resigna a perder a Merlina, logran que sea acusada como la principal responsable de un gran robo hecho en las bóvedas de Carbó Joyeros. Las pruebas parecen ser reales y Santiago, que en un inicio creía en la inocencia de Merlina, con la declaración de Robin donde dice que ella no sólo es su cómplice sino también su amante, se vuelve el principal enemigo de Merlina, la odia, y ahora sólo quiere olvidarla. Santiago entonces, recupera el apoyo de su abuela y se casa con Angélica, ignorando que Merlina espera un hijo suyo que nacerá en la cárcel.

Robin con la ayuda de Angélica, y conforme a lo planeado, sale de la cárcel en poco tiempo y tras descubrir que ama a Merlina, se vuelve el principal apoyo de su familia y como un padre para el hijo de ella. Con su hija en la cárcel, Benjamín toma el liderazgo de los artesanos e intenta romper el contrato hecho con Carbó Joyeros, quienes para impedir su independencia hacen efectivos unos pagarés que firmaron para apoyar los contratos, y que los artesanos no tienen cómo pagar. La desesperación se apodera de Benjamín, y ocurre una tragedia, que en realidad es fruto de la maquinación de Frida para recuperar el control sobre los artesanos. Pasa el tiempo y Merlina tras perdonar a Robin, con su ayuda sale de la cárcel. Ahora es una mujer llena de rencor hacia los Carbó, dispuesta a vengarse de ellos por todas las injusticias cometidas con su familia y el tiempo de encierro. Merlina está llena de dolor, no entiende cómo Santiago pudo olvidarla y formar una familia con Angélica, tener un hijo con ella, y brindarle el amor y las comodidades que su hijo nunca ha tenido.

Todo pasa por alguna razón, así que ahora Robin descubre el secreto mejor guardado de Frida, e inexplicablemente entra a trabajar a Carbó Joyeros en un puesto alto. Mientras tanto el hijo de Merlina, aquel que Santiago cree que es hijo de Robin, su peor enemigo, hereda parte de las acciones de la empresa, oportunidad que Merlina aprovecha como miembro de la junta directiva para enfrentar a toda la familia. A partir de este momento como en un juego de dominó comienzan a caer una a una todas las fichas... ¿Estará dispuesto Robin a perder a Merlina con el que ha sido su principal enemigo, su propio hermano? ¿Descubrirá Santiago que el hijo de Merlina es suyo y el que tuvo con Angélica es de otro hombre? ¿Podrá Merlina perdonar a Santiago y volver a creer en su amor? ¿Será capaz Merlina con su historia de amor cambiar el destino que está marcado por las estrellas?